Ahora acusan a General Motors de truquear motores

Al igual que Volkswagen, General Motors fue acusado de poner dispositivos manipuladores de emisiones en sus camionetas Chevrolet Silverado y GMC Sierra para superar las pruebas contaminantes.

La demanda colectiva interpuesta el día de hoy involucra a 705 mil camionetas, de 2011 a 2016, con motor a diésel Duramax de General Motors.

En condiciones reales las camionetas emiten de 2 a 5 veces los límites legales de  contaminantes, de acuerdo con el bufete de abogados Hagens Berman, representante de los propietarios de los vehículos.

La demanda afirma que GM truqueó los motores para aumentar la potencia y la eficiencia de los vehículos, y por lo tanto el atractivo de sus camionetas de mayor venta.

La queja fue presentada hoy, 25 de mayo de 2017, en el Tribunal de Distrito de los Estados Unidos para el distrito este de Michigan. Los propietarios de los vehículos están representados por el bufete de abogados Hagens Berman, el mismo que llevó la demanda contra Volkswagen por la manipulación de sus motores.

A las 11:42 horas (tiempo local), las acciones de General Motors caían 2.36 por ciento a 32.38 dólares en la Bolsa de Valores de Nueva York.

Por: Redacción 1
COMPARTE
Envíanos tus mensajes por
Facebook
Nos leemos en
Twitter

Notas recientes