Muere Guillaume, famoso por Soap

Robert Guillaume, quien salió de los bajos barrios de St. Louis y llegó a ser un astro del teatro musical y la televisión, galardonado con premios Emmy por su trabajo en las series de comedia Soap y Benson, falleció. Tenía 89 años.

Guillaume murió el martes en su casa en Los Ángeles, según su esposa, Donna Brown Guillaume. Había estado batallando con un cáncer de próstata, dijo. Uno de sus grandes logros fue interpretar a Nathan Detroit en la primera producción de Guys and Dolls con un elenco completamente negro, lo cual le mereció una nominación al Tony en 1977.

También fue el primer actor afroestadounidense en protagonizar El fantasma de la ópera, junto a un elenco de actores blancos en Los Ángeles.

Mientras trabajaba en Guys and Dolls fue invitado a audicionar para el papel de Benson, el ácido mayordomo de la mansión de un gobernador en Soap, una serie de comedia que parodiaba las telenovelas.

El personaje fue tan popular que ABC lanzó la serie derivada Benson, que se transmitió de 1979 a 1986 e hizo a Guillaume rico y famoso.

Su carrera casi termina en 1999 en los estudios de Walt Disney. Estaba trabajando en la serie de TV Sports Night, en el papel del productor ejecutivo de un programa deportivo, cuando colapsó repentinamente en su camerino. “Caí al piso y no me pude levantar”, dijo en una entrevista en el 2001. “No sabía por qué, no sabía que era porque mi lado Izquierdo estaba más débil que el otro”.

El actor, entonces de 71 años, fue trasladado al cercano Hospital St. Joseph, donde fue tratado por un accidente cerebrovascular, uno menor, por fortuna, que relativamente le ocasionó pocos daños y no afectó casi su habla.

Tras seis semanas en el hospital se sometió a terapia y regresó a Sports Talk para una segunda temporada, en la que su personaje se recuperaba de un derrame cerebral.

Debido a los bajos índices de audiencia, fue la última del elogiado programa. Guillaume retomó su carrera y viajó como vocero de la American Stroke Association.

También hizo apariciones para la Asociación Americana del Corazón. “Soy un bastardo, un católico, el hijo de una prostituta, y un producto de los barrios más pobres de St. Louis”. Así comienza Guillaume: A Life, su autobiografía de 2002, en la que expuso los problemas de su vida.

Por: Redacción
COMPARTE