El peso resiste a pesar de Trump; México no pagará el muro: Videgaray

San Diego.- El peso no mordió el anzuelo de la depreciación luego de que Donald Trump reanudó sus ataques contra México.

Vía Twitter, el Presidente de EU insistió en que el país pagará el muro y lo señaló como el más violento del mundo.

No obstante, las afectaciones que estas declaraciones causaron a la moneda mexicana fueron limitadas.

Si bien el peso sufrió nerviosismo, avanzó 10 centavos y se mantuvo abajo de $19 por dólar: en ventanilla bancaria éste se vendió al menudeo en $18.90 y se compró en $18.10.

La moneda nacional cerró con una ligera pérdida en el mercado interbancario al cotizar en $18.64 por dólar.

Luis Videgaray, titular de la Secretaría de Relaciones Exteriores, contestó en Twitter que México no pagará por el muro fronterizo.

Además, en un comunicado, la cancillería afirmó que la relación bilateral con EU no se negociará a través de las redes sociales.

“México, peligroso” Admite que la barda no se construirá a lo largo de toda la frontera. El presidente estadunidense Donald Trump reanudó ayer sus ataques contra México al insistir en que pagará el muro en la franja fronteriza, y señaló al país de ser el más violento del mundo.

Luego de que el miércoles su jefe de gabinete, John Kelly, admitió que México no pagaría el muro y no se instalará a lo largo de toda la frontera, Trump comentó que el muro sólo se necesita en algunos tramos de la frontera, que es necesario para detener drogas que llegan de México.

Trump llega a un año de gobierno sin haber podido tener recursos para construir el muro fronterizo, que fue su mayor y más reiterada promesa de campaña.

Esa promesa se reduce hasta ahora a ocho modelos levantados en los últimos meses en la zona de Otay Mesa, California.

El mandatario exige que el Congreso apruebe un presupuesto de 18 mil millones de dólares para la construcción del muro, pero la bancada demócrata parece estar dispuesta a llevar a un cierre de gobierno por falta de liquidez, al dejar sin aprobar el presupuesto 2018, si no se otorga una solución que beneficie a 800 mil dreamers —de quienes más de medio millón son mexicanos— e incluso a sus padres.

“El muro será pagado, directa o indirectamente, o mediante un reembolso a más largo plazo, por México, que tiene un ridículo superávit comercial de 71 mil millones de dólares con Estados Unidos.

El muro de 20 mil millones ‘no es nada’ comparado con lo que hace México desde los Estados Unidos.

El TLC es un mal chiste”, tuiteó Trump. En otro de sus mensajes, el mandatario aseguró que mantiene su idea original del muro fronterizo, la que presentó al lanzar su campaña a mediados del 2015, aunque ahora reconoce que el plan no cubrirá toda la frontera, y menciona que por lo menos media franja fronteriza en Texas, en cañones y desiertos no se va a necesitar una barda.

Dentro de una semana, el 25 de enero, se cumple un año que Trump ordenó que su administración comenzara “de inmediato” a construir un “gran, gran muro”.

En una orden ejecutiva, dispuso la “construcción inmediata de una pared física” con México.

En otro tuit que refleja presión ante la posibilidad del cierre de gobierno sin recursos y cumplirse un año sin muro, el mandatario señaló que “México es el país más peligroso del mundo”. “Necesitamos el muro por la seguridad de nuestro país.

Necesitamos el muro para ayudar a detener el ingreso masivo de drogas desde México, ahora calificado como el país más peligroso del mundo”, según Trump.

Y todavía en otro tuit de ayer jueves, el presidente reveló que nunca pensó en un muro físico a lo largo de la frontera, sino en una combinación de tramos de muro, vallas, incluso porciones vigiladas con tecnología.

Todo a unas horas de que el Congreso tuviera que decidir sobre alguna iniciativa que sostenga los programas de protección ante deportaciones para dreamers, a quienes la administración Trump ha rescindido el Estatus de Protección Temporal.

La Secretaría de Relaciones Exteriores (SRE) afirmó que México no pagará de ninguna manera por un muro, dejó claro que dicha determinación no es parte de una estrategia negociadora, sino de un principio de soberanía y dignidad nacional, y aseveró que la relación con Estados Unidos no se negocia en redes sociales.

También rechazó afirmaciones del mandatario de Estados Unidos, Donald Trump, en el sentido de que México es el país más peligroso del mundo. “Aunque México tiene un problema significativo de violencia, es abiertamente falso que México sea el país más peligroso del mundo.

De acuerdo con cifras de la Organización de las Naciones Unidas de 2014 (el reporte internacional más reciente), México está lejos de ser uno de los países más violentos.

Tan sólo en América Latina, otros países tienen tasas de homicidios superiores a la de México, situada en 16.4”. Sobre la violencia generada en México por el tráfico ilícito de drogas, armas y dinero entre nuestros países, la SRE reiteró que es un problema compartido que sólo terminará si se tratan sus causas de raíz: la alta demanda de drogas en EU y la oferta desde México (y otros países). “Las organizaciones criminales internacionales han causado la muerte de miles de mexicanos, incluyendo miembros de las Fuerzas Armadas y policías, y de miles de estadunidenses.

Sólo con base en los principios de responsabilidad compartida, trabajo en equipo y confianza mutua podremos superar este reto”. Refrendó que la posición de México en la mesa de renegociación del TLCAN continuará siendo seria y constructiva, siempre poniendo el interés nacional por delante.

“México no negociará el TLCAN, ni ningún otro aspecto de la relación bilateral, por medio de las redes sociales o los medios”, dijo.

Por: Redacción
COMPARTE