Sicarios irrumpen en un velorio en Coatzacoalcos, ejecutan a cuatro personas y hieren a dos más

XALAPA, Ver. (apro).- Un comando de ocho sicarios irrumpió con violencia en un velorio en la colonia Cuauhtémoc, en Coatzacoalcos, al sur de Veracruz, ejecutó a cuatro personas e hirió de gravedad a dos más.

Las exequias eran de Salvador Aguilera Guzmán, de 32 años, quien fue ejecutado dos días antes.

El grupo criminal dejó un narcomensaje sobre los cuerpos tendidos en el velorio y huyó a toda velocidad en dos vehículos. El contenido no ha sido dado a conocer por las autoridades ministeriales de la Fiscalía General del Estado (FGE).

Las víctimas fueron identificadas como Oscar Esgrimí Román, Javier Guzmán Vázquez, María Morales y Allison Castillo.

En el acto, resultaron lesionadas dos mujeres, quienes fueron trasladadas de emergencia a un hospital de la localidad.

En Coatzacoalcos, tierra de asentamiento de Los Zetas, la violencia se recrudeció a raíz de la detención en Cárdenas, Tabasco, del líder regional Hernán Martínez Zavaleta, El Comandante H, así como del abatimiento de Bernardo Cruz Mota, El Niño Sicario, y de Elías Aguirre Sánchez, El Metro, mandos de Los Zetas en aquella región. Hoy sus subordinados mantienen una lucha interna por el control de la plaza, con la consecuente ejecución de varios integrantes.

Cifras del Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública (SESNSP) revelan que en el primer año de gobierno de Miguel Ángel Yunes se han cometido 2 mil 414 asesinatos, de los cuales, según el mandatario, el 70 por ciento son ejecuciones del crimen organizado.

También se registran 178 secuestros (cifras locales), además de 20 mil 787 robos de vehículos y a casa habitación, sin contar aquellas víctimas que han optado por no denunciar debido a las amenazas recibidas, o por desconfianza en las autoridades.

El SESNSP no incluye a los presuntos delincuentes “abatidos” por fuerzas policíacas estatales o federales, porque, dicen las autoridades, no se trata de homicidios.

Está vorágine delincuencial solo se explica por la batalla territorial en la región de la Huasteca, Totonacapan, Olmeca, altas montañas, en el sur, e incluso en zonas urbanas que tienen células de Los Zetas, CJNG, Ántrax, Cártel de Sinaloa, Grupo Sombra (FEGS), Cártel del Golfo y grupos independientes de huachicoleros.

Por: Redacción
COMPARTE