Anaya quiere ser el que cambie al país

Ciudad de México.- Ante los dirigentes de los partidos Acción Nacional, de la Revolución Democrática y Movimiento Ciudadano, con 12 gobernadores y el jefe de Gobierno de la CDMX como testigos de honor, Ricardo Anaya Cortés rindió protesta como candidato presidencial de la coalición Por México al Frente en el Auditorio Nacional.

Acompañado por su esposa y sus tres hijos, Anaya Cortés enfatizó que quiere ser el Presidente que transforme al país y no el que administre la mediocridad; confió en que vencerá a Andrés Manuel López Obrador y las ideas retrógradas de Morena, y advirtió que el “dinosaurio moribundo” no lo va a “doblar”.

“Ese dinosaurio moribundo que ha intentado destruirme a dentelladas y coletazos de infamias, que ha tratado por todos los medios de romper nuestro Frente y quebrar nuestra coalición, no ha podido, ni podrá lograrlo. ¡A mí no me van a doblar! ¡Y a nosotros no nos van a vencer!”, exclamó.

Al inicio de su mensaje, de casi hora y media, el panista dijo que se van a quedar con las ganas quienes ya se frotaban las manos por un pleito entre él y el gobernador de Chihuahua, Javier Corral, por la lista de candidatos al Senado plurinominales, así que resaltó la presencia y respaldo del mandatario estatal.

Ante militantes y simpatizantes de PAN, PRD y MC diagnosticó que México tiene tres tumores que piensa combatir sin que le tiemble la mano: la corrupción, la inseguridad y la desigualdad.

En materia anticorrupción, propuso cambios legales e institucionales y voluntad, no ocurrencias, porque México “no necesita un mesías con ínfulas de perdonavidas”.

Puso como ejemplo de corrupción el socavón del Paso Exprés de Cuernavaca, Morelos, en el que perdieron la vida dos personas, y afirmó que cuando sea Presidente, todo aquel que muestre signos de insensibilidad y negligencia ante casos similares será removido del gabinete.

Se declaró en favor de la construcción del Nuevo Aeropuerto Internacional de la CDMX, pero con parámetros internacionales más elevados en materia de transparencia y rendición de cuentas.

“Yo voy a combatir el crimen organizado, pero empezando por el organizado desde el escritorio de los políticos corruptos que, coludidos con contratistas, saquean el erario y se enriquecen en la misma medida en que empobrecen al pueblo, porque la corrupción no se combate con personalismos voluntarios”.

Afirmó que la contienda electoral ya es de dos contrincantes, y pidió confiar en que le va a ganar a “ya saben quién”.

Entre aplausos y porras que lo interrumpían una y otra vez, el panista dijo que en materia de seguridad no le va a temblar la mano y va a enfrentar al crimen con inteligencia.

“A mí no me va a temblar la mano para acabar con el pacto de impunidad. Tampoco voy a tener miramientos ante el crimen organizado. Lo voy a enfrentar con toda la inteligencia necesaria y con todo el valor requerido”, dijo.

Mientras, en el combate a la desigualdad propuso crecimiento económico sostenido, ingreso básico universal y aumento progresivo del salario mínimo.

Por: Redacción
COMPARTE