Hay alerta sobre el peligroso plan de Trump de militarizar la frontera con México

CIUDAD DE MÉXICO (apro).- Amnistía Internacional (AI) afirmó hoy que el plan del presidente de Estados Unidos, Donald Trump, de encargar a las Fuerzas Armadas la protección de la frontera sur del país hasta que se construya un muro, no incrementará la seguridad, sino que “podría poner en peligro las vidas” de muchas personas.

La directora de Incidencia para las Américas de Amnistía Internacional Estados Unidos, Marselha Gonçalves Margerin, afirmó en un comunicado que en los últimos días Trump ha desestimado la situación “desesperada” de personas que están huyendo de la violencia y que únicamente quieren encontrar “un lugar seguro para ellos y sus familias”. 

La medida de militarizar la frontera “podría poner las vidas de algunas de las personas más vulnerables del mundo en un grave peligro”.

“Dar la espalda a familias desesperadas no va a hacer que nadie esté más seguro”, remarcó.

Por su parte, Erika Guevara-Rosas, directora de la oficina para las Américas de AI, con sede en Ciudad de México, recordó que muchas de las personas que entran en Estados Unidos provenientes del llamado Triángulo Norte de Centroamérica -Honduras, El Salvador y Guatemala- están escapando de la violencia y de las amenazas de muerte.

“En vez de bloquear su camino hacia la seguridad, la administración de Trump tiene la obligación de proteger a todos aquellos que busquen refugio, y respetar su derecho a pedir asilo”, argumentó Guevara-Rosas, quien alegó que, de no hacerlo, se estaría quebrantando la legislación internacional, así como la estadunidense.

Durante un almuerzo con los líderes de los Estados bálticos en la Casa Blanca, el mandatario estadunidense dijo hoy que mientras no se tenga “un muro y seguridad adecuada”, las Fuerzas Armadas se encargarán de vigilar la frontera con México, tarea que actualmente ejercen agentes migratorios entrenados específicamente para ello.

“Ese es un gran paso”, dijo Trump, quien no dio más detalles sobre ese plan.

El presidente también ha cargado estos días contra la caravana integrada por cientos de migrantes centroamericanos que desde el pasado 25 de marzo atraviesa México con la intención de llegar a Estados Unidos.

Aseguró que México “ha disuelto” la caravana y se jactó de que las autoridades mexicanas han actuado debido a sus amenazas de cancelar el Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN).

No obstante, fuentes de la organización de la caravana negaron que se haya “detenido ni disuelto”, y aseguraron que continuarán con su marcha hacia el norte.

(Con información de EFE)

Por: Redacción
COMPARTE