Ordenaron ataques contra ministeriales grupo delictivo La Línea por que protegen rivales

Ciudad Juárez- Integrantes del grupo delictivo “La Línea” ordenaron los ataques contra policías ministeriales que, afirmaron, están apoyando a los “Artistas Asesinos” o “doblados”, una pandilla rival que forma parte del Cártel de Sinaloa, declaró uno de los cinco detenidos como sospechosos de uno de los atentados.

Los inculpados dijeron pertenecer a “La Línea” y afirmaron haber recibido la instrucción de disparar contra los estatales en donde los vean. Además precisaron que perciben un sueldo semanal de mil a 3 mil pesos.

Las declaraciones fueron rendidas por José Refugio Martínez de la Cruz, de 20 años; José Alberto Mejía Macías, de 26; Federico Castro Amaya, de 42 y su hijo Javier Isaí García Rodríguez, de 18, además de Fernando Rosalío Medina García, se informó en una audiencia pública realizada ayer en la Decimaprimera Sala de la “Ciudad Judicial” como parte del proceso penal instruido a los cinco hombres.

‘Nos dieron orden de empezar a pegarles’

Ante el juez de Control Rafael Rosado Arcudia, a todos se les formularon cargos por el delito de homicidio calificado en grado de tentativa presuntamente cometido el pasado 24 de octubre en contra de cinco agentes de la Comisión Estatal de Seguridad (CES), división Operaciones Rurales.

Ese día a las 10:00 horas presuntamente Mejía Macías conducía una pickup GMC de color gris en la que viajaban también Martínez de la Cruz y Medina García. Se dirigieron al estacionamiento del supermercado Bodega Aurrerá ubicado en las calles Hiedra y Manuel J. Clouthier y presuntamente Martínez y Medina bajaron de la camioneta para disparar con armas largas contra los agentes.

El 25 de octubre Medina García declaró ante un agente del Ministerio Público adscrito a la Fiscalía estatal que “en el mes de octubre ‘El Primo’ nos dio la orden de que teníamos que empezar a pegarle a los estatales en marcha o parados, ya que ellos estaban apoyando a “Los Doblados”.

Continuó: “Yo me enteré que varios grupos iban a comenzar a pegar, el primero fue el de ‘El Sombra’, con el que trabajaban ‘El Toto’ y ‘El Sida’. Ellos fueron los que atacaron a los estatales junto a Soriana Sanders y yo en ese evento estuve halconeando, estaba en la paletería que está dentro”.

Medina también señaló que los integrantes de “La Línea” atacaron a ministeriales en el exterior de una casa de cambio ubicada en la plaza Ramacoi el pasado 17 de octubre, así como el 18 de octubre en la avenida De Las Torres y calle Paseo de los Compositores.

“El carro anaranjado le cortó el paso a la unidad y yo y José Refugio, apodado ‘Tun Tun’, detonamos las armas largas que traíamos, dos R-15. Hubo un momento en que se nos emparejó la unidad y el oficial nos miró y le apuntó al conductor del carro donde iba yo, pero en eso saqué el R-15 y le realicé dos disparos y observé que le di al oficial. En eso retrocedió la unidad y realizamos más disparos”, declaró.

El mismo detenido dijo que “el otro grupo que trae ‘El Sombra’ le pegó nuevamente a la Estatal en su comandancia, la que está a un costado del estadio Juárez Vive”.

Añadió: “Al día siguiente, en la noche ‘El Primo’ nos mandó a pegarle nuevamente a los estatales en la comandancia por la parte de atrás, pero no alcanzamos a detonar las armas ya que en un Oxxo estaban las dos unidades al pendiente. Cuando miraron que íbamos a sacar las armas largas ellos comenzaron a dispararnos, por lo que empezamos la huida hasta Plaza Juárez Mall y ahí nos les perdimos, agarramos un taxi y nos fuimos nuevamente a la casa de seguridad en la calle Capulín, nos calmamos y fue hasta el 24 de octubre que nos dieron la orden por parte de ‘El Primo’ que nos alistáramos ya que íbamos a pegarle de nuevo a los estatales en el centro comercial Aurrerá de la Jilotepec”.

Fernando Rosalío Medina dijo que él “trabajó” un año y medio para “Los Aztecas” distribuyendo cocaína en polvo y en piedra y cuando ocurrió la ruptura entre ese grupo y los integrantes de “La Línea” él se quedó con estos últimos, inició como ‘halcón’ y al momento de su detención ya era un sicario.

Todos los otros detenidos, a excepción de Castro Amaya, dijeron “trabajar” para “La Línea” y aceptaron haber participado en los ataques contra ministeriales.

Una testigo de identidad protegida que fue arrestada junto con Castro y su hijo al parecer en posesión de dosis personales de droga declaró: “Los que viven en el domicilio (Capulín número 7121) donde nos detuvieron, todos son sicarios y campanas del grupo que le dicen La Línea”.

Los sospechosos fueron detenidos en diferentes lugares. A Federico y a su hijo Javier Isaí los arrestaron en una casa ubicada en la calle Capulín número 7121 en la colonia Héroes de la Revolución, en donde también se incautaron tres armas de fuego, dos R-15 y un “cuerno de chivo”, y fue asegurada la ahora testigo protegido.

Mejía Macías huyó de ese domicilio a través de varios techos, pero fue arrestado en la calle Capulín el mismo 24 de octubre. José Refugio Martínez de la Cruz fue detenido por elementos de Seguridad Pública Municipal en las calles Ciruelo y Grama presuntamente en posesión de seis dosis de mariguana.

Fernando Rosalío Medina García fue asegurado en el bulevar Zaragoza casi cruce con Capulín cuando pretendía subir a una unidad del ViveBús tras descender de un vehículo guiado por Ramiro Eduardo Zárate Olague, quien fue detenido y acusado de haber atentado contra otro grupo de ministeriales el pasado primero de octubdre?

Por: Redacción
COMPARTE