Escuchar, atender y resolver

Por: Diana Karina Velázquez Ramírez*

“Lo que no sabe la ciencia, lo sabe el corazón”
 
 
Durante mi campaña proselitista para convencer a los electores de los 14 municipios que integran el distrito XXI, escuché con atención la problemática de madres con hijos en condición de espectro autista.
 
En ese momento hice un compromiso con ellos y ellas: Les dije que no están solos en su incansable lucha por sacar adelante a sus niños y niñas.
 
Tras escuchar sus demandas y atenderlos, hoy estamos en posibilidad de ayudarles a construir una solución. Desde mi trinchera en el Congreso del Estado estamos con ustedes, más que nunca.
 
El pasado jueves propuse ante el pleno del Congreso del Estado crear la Ley para la Atención y Protección a Personas con la Condición del Espectro Autista.
 
Esta iniciativa busca fomentar la inclusión, que la sociedad chihuahuense comience a transitar por la ruta de la comprensión de esta condición, se busca que que las instituciones de salud y de educación estén con todos ellos.
 
Ese día, en el Congreso, nos acompañaron madres y padres de personas con espectro autista y les dejé en claro que valoro muy en alto su profundo amor a la vida; un amor que se manifiesta en su dedicación y cuidado a sus niños y niñas.
 
La señora Estrella Rubillar Anaya, con un hijo con esta condición, delineó una frase poderosa y real, sobre su experiencia: “El autismo también se combate con amor”.
Debemos de fomentar más investigación sobre el autismo, ya que Aún sabemos muy poco del mismo.
 
Pero me queda claro que lo que no sabe la ciencia, lo sabe el corazón.
 
Corresponde a las instituciones públicas, privadas y de la sociedad civil; de Salud y Educación atender este problema que cada día se agrava: 1 de 115 de niños en México tiene diagnosticado el Espectro Autista. Es decir, 400 mil niño en todo México.
 
Esto sin contar los miles los de casos que aún no son detectados ni diagnosticados y, por lo tanto, viven tendidos en la oscuridad, excluidos de la familia, de la escuela, de la convivencia.
 
El pasado jueves comenzó una nueva época en el tratamiento integral del autismo en Chihuahua.
 
Quiero que los padres y madres de niños con Espectro Autista sepan que nosotros respondemos del cargo que la ciudadanía nos otorgó democráticamente.
 
La fe mueve montañas y el amor es la fuerza poderosa que mueve corazones y voluntades alrededor de una causa como la que hoy hago de su conocimiento y a la cual seguiré dedicando mis esfuerzos como diputada local.
 
*Coordinadora de la Fracción Parlamentaria del Partido Revolucionario Institucional en el Congreso del Estado de Chihuahua.

Por: Redacción 1
COMPARTE
Envíanos tus mensajes por
Facebook
Nos leemos en
Twitter